Blog de GABRIELL-V

..MENTIR


Hay ciertos momentos en la vida en los que se ven de que pasta estamos hechos.

Hay momentos decisivos en los que pueden marcarte para siempre. Aunque esos momentos sean solo con  palabras, el sentimiento que fructifica de esas palabras es tan bonito que no quieres olvidarlo, quieres sentirlo a cada momento, y notas como crece dentro de tu corazón. Te das cuenta de que necesitas más, ya que su ausencia no la quieres y entonces conforma vas recibiendo, vas acumulando más alegría.

Cuando en tu seno familiar te ven cambiado, rejuvenecido, jovial, dejando atrás la cara de amargura, de reloj parado, de infelicidad…. es obvio que una nueva ilusión te embarga, hay quien pasa de un estado a otro por algo material, otros por un hobby, y otros  lo hacen por una persona.

 Cuando llegas a ese nivel patológico de aburrimiento, monotonía y nadie de tu familia se percata de ello eso significa solo una cosa ...que no eres feliz, y tus ganas de vivir están dormidas. El ajetreo del dia a dia calma esa agonía durmiente y no te das cuenta de que te vas acomodando a una vida, pero sin sentir nada, solo el dolor, la furia, la risa histérica que terminas lloroso porque hasta de reír te habías olvidado. Hasta que de repente te encuentras con esa nueva ilusión de frente. Eso no se puede ocultar, es imposible de esconder la emoción que produce y como tu cuerpo responde. Los ojos te brillan, te sonrojas y no puedes hablar, te amparas en temas triviales para salir del paso, y te excitas hablando por el nerviosismo del momento y todo eso por evitar hablar de lo que interesa de verdad, de los dos. 

Sólo es rebajado ese nerviosismo con la comunicación entre corazón y corazón, ese chivatillo que llevamos dentro que hace que nos unamos los unos con los otros, aquel que no nos deja descansar hasta que los reunimos juntos , por medio de un abrazo o simplemente con un toque de manos. Después el palpitar del momento baja por que cada uno ha recibido un poco del otro y puedes marchar tranquila.

 El ansia por el  querer saber de nuestra felicidad, es ahora el motivo prioritario de todos, y todos son cómplices de intentar reunir cuantos mas chismes mejor. Tú con tus niveles medio llenos de felicidad vas ciego sin darte cuenta de sus miradas cómplices que los delatan. Ese error lo cometiste una vez, ya vas de vuelta y sabes que no hacer y si como comportarte, para no perder nada.

 Has vuelto a probar el pastel y sabes que te gusta ese sabor, lo vas a proteger, y además te lo quedas..... se sabe que por medio de llantos y escenitas, un hombre, retrocede ante su pensamiento de felicidad solo para que los terceros no vuelvan a vivir una escena igual, esto se llama chantaje emocional. Si eres inseguro, te haces cobarde y tu retrato robot sería el de una persona que nunca mueve ficha.

Sin embargo, en otro lugar está esa otra persona en la misma situación. Pero pone en su lugar correspondiente, cada persona de su vida y también sus prioridades. Segura y organizada.

  Dejas de contactar, y te notas que vas a la deriva, te encuentras raro y te falta algo, te has acostumbrado al incondicional amor sin la espera de nada y no lo quieres perder. Has empezado a sentir algo que ya tenías olvidado y te dá coraje, te reprendes o te reprenden porque creen que eres demasiado mayor para volver a sentir o de que no tienes derecho a sentir, por las obligaciones de tu seno familiar. 

Bienaventurados aquellos que eligen su camino y no escuchan a los necios que le quieren hacer tropezar, porque aquellos que se dejan  dictar por otros, lo que tienen que hacer y no son los patrones de su propio barco o vida, solo les queda esperar la muerte ya que ellos mismos se entierran.

Si no sienten, no viven.  Porqué no puedes ser feliz con lo que lo provoca y al mismo tiempo tener a tu familia?

 La infidelidad no solo es cuando hay contacto físico sino también cuando no haces mas que pensar en esa otra persona que te provoca que tu sangre fluya por tus venas aún más rápido. Pero no por eso nos vamos a ver como los monstruos de la película ni nada de eso, para nada, porque todos tenemos secretos. A lo mejor estamos perdiendo el tiempo en proclamar a los cuatro vientos que somos los seres mas fieles de la tierra, Cuando en realidad somos infieles a nuestro corazón. No paramos de mentirnos a nosotros mismos y hasta queremos autoconvencernos de algo q no es verdad, simplemente por miedo a q nos descubran y que se sepan los auténticos secretos, aquellos que no contamos, aquellos que no paramos de ejecutar una y otra vez, aquellos que siguen afianzando la verdad de nuestro corazón.

Pero por mucho que sienta mal las cosas y discutamos el tema, lo mas importante es que los problemas de alcoba son de solo dos y que aunque haya veinte miembros en la familia, los problemas seguirán siendo de dos. 

Mentimos por defecto, por picardía, por ambición, por querer ocultar lo querido, lo necesitado, mentimos por no querer hacer daño, por proteger, etc. Pero mentimos.

Reconocemos que mentimos todos, ya sean mentiras piadosas o las que no lo son, todos lo hacemos. La sinceridad de poder expresar que uno ha mentido lo hace más honesto. De que sirve decir que no mentimos cuando esa es la gran mentira?. De que sirve decir que no mentimos cuando se nos ha visto el plumero en varias ocasiones?.

No toleramos que nos mientan, es un hecho. Pero hay muchas situaciones en las que hemos pedido a quien sea con palabras textuales;  

  - si me hubieras mentido , hubiera sido más fácil.

En nuestros pensamientos está la verdad y la mentira mezcladas, te crees que porque lo pienses tú sólo, nadie más se vá a enterar, y te equivocas.

Todo aflora, en sueños hablamos, ante un peligro gritamos un nombre, ebrios interpretamos todo lo que no nos atrevemos a hacer sobrios, etc. 

Y porqué hacemos esto? Porque nuestra mente está intranquila, en este caso, alguien que la ocupa. Y si, estamos mintiendo constantemente, a todo el que no sea esa persona, es curioso, pero a esa persona en concreto no le podemos mentir, es más si lo intentamos, de momento sabrá que hay falsedad y ésta puede dejar que sigas mintiendo para ver si hay arrepentimiento y le confiesas la verdad. Pero sabrá en todo momento cuando no dices la verdad.

Cuando se trata de el ser, con el cual, compartimos el corazón. Ocurre algo excepcional, si eres un poco más sensitiva de lo normal, tendrás  más tranquilidad. En mi caso, los ojos de la otra persona son para mí como una cámara y su corazón se comunica con el mío, te llegan pequeñas ráfagas que te hacen ver y sentir, todo lo que a esa persona le emociona. Entonces te ves envuelta entre dos vidas, ves muebles diferentes, ambientes distintos de hogar, emociones, hasta el mismo despertar de esa persona, etc. Y luego la sensación tan fuerte de esa persona en ese momento que ha hecho que te traslades hasta allí, tan sólo con el poder de nuestra mente. Entonces vemos ciertas conductas que te sorprenden.

Es cierto que cuando hablamos de una infidelidad no es agradable, pero, cuándo se miente físicamente por lujuria, por la novedad, por X razones, es sólo eso infidelidad pura y dura y si el individuo es constante en estas prácticas pues peor para el cónyuge.

Pero cuando la infidelidad está en la cabeza, sólo de pensamiento, y, no podemos aguantar más, esa es la mayor infidelidad puesto que está impreso el corazón en todos nuestros pensamientos.

Pues sí, estamos mintiendo aunque parezca lo contrario y si además tienes contacto no físico con esa persona, el sentimiento se hace más fuerte cada día que pasa. Ese amor generado es tan grande que puede con todo, inclusive hará que quieras ver a esa persona físicamente por un lado u otro pero no querrás tenerla en frente porque la carne es débil y sabes que sucumbirás a la tentación. En realidad, ese poder tan grande nos acobarda y si se ven será en un ambiente público para no caer en la tentación.

Porqué somos así de cobardes?

Cuando lo que en realidad hay que hacer, es ver lo que hay con todas las cartas boca arriba en un sitio no público para que haya total libertad de palabra y se escuchen ambos.

Pero para hacer eso es demasiado heroico, sería lo que haría una mujer. No nos gustan las tonterías ni los rodeos, vamos al grano, al asunto, y nos gusta tratarlo de frente y no de reojo.

Estarás en el punto de mira no sólo de esa persona sino de otras muchas con relación a este. 

Sin embargo los corazones se comparten, y frente a un hombre débil hay una mujer  fuerte que sabe lo que quiere y tiene su vida muy organizada, una mujer con seguridad en sí misma y que salga sólo de ella cada decisión tomada,  Merece la pena mentir?.

Desde antaño la mentira nos rodea en nuestras vidas, la echamos, la alejamos, la odiamos y la sufrimos de un padre, de una esposa, de un hijo, del mejor amigo, de un marido, de una madre….pero, y cuando la queremos de nuestra parte? Primero la queremos , luego la traicionados diciendo la verdad. Y cuando pasa eso es una hecatombe. Mentira causa, verdad consecuencia= catástrofe. Sólo porque creemos que a  quien se lo decimos es comprensivo. 


Perdemos el tiempo en creer eso, ese es el autentico problema, ya que, cuando hay autentico amor hay total comprensión, pero también no habrá mentira.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: