Blog de GABRIELL-V

DESPERTAR


Mi subconsciente me alarma, algo pasa, mi ser está agobiado por un hombre que se encuentra sobre mi cara, siento su proximidad, está hablándome al oído, me dice con voz preocupada; despierta!, pronuncia mi nombre y de nuevo repite ,despierta!..

Me acaricia la cara con mucho cariño, pero, que me pasa? Por que mi cuerpo no responde? Pienso que se trata de un sueño angustioso y que pronto acabará.

Durante largo rato sigo oyéndolo a veces muy lejano, pero, que es esto?

Noto como mi cuerpo no me deja abrir los ojos, ni me permite hablar y lo siento todo como si de una pesadilla se tratara.

La felicidad con la que cerré mis ojos muchas horas antes, no la quiero soltar y es lo que hace que mi cuerpo no quiera despertar.

Empiezo a convulsionar y me mueven pero a donde? Noto el rebote de mi cabeza, brazos y piernas, que es lo que ocurre?

No sé nada, el recuerdo me llega por momentos, pero sigo sin poder abrir los ojos,  mi cuerpo está comprimido y mi sensación es la de tener una losa encima. Algo frio me toca el pecho y en la garganta tengo algo que hace que mi boca no cierre. Me quemo!! Estoy viva o estoy en la transición? Ya no noto nada. Vuelve la oscuridad.

Otra vez estoy ahí y oigo decir a ese hombre que me acariciaba;

   "Dejadla que ya se despierta! Eso es, muy bien vuelve conmigo, lo haces muy bien!."

Caigo de nuevo en la oscuridad total. Otra vez vuelvo y esta vez noto mucho calor y como mi boca se reseca. Los ojos se abren, que alegría! Veo muy borroso, hablo y no me oye nadie, porqué no me oís? Acabo de darme cuenta de que no se me oye, tan solo muevo los labios.

Una muchacha pasa y me dice; pero si estas despierta!

Llama a los demás, intento hablarles pero no me oyen pero ven el sudor en mi frente y deciden quitarme primero una, luego otra y otra hasta contar cuatro mantas. Que descanso eso me estaba aplastando. Otra vez me sumerjo en la oscuridad.

Vuelvo a despertar, y funciona mi voz, que alegría!

Le digo al personal que tengo mucha calor y que estoy muy angustiada. Entonces retiran de dentro de la cama una especie de calefactor.

Ya se estabiliza mi temperatura, mi voz, mi recuerdo, mi conciencia y mi autocontrol. Vuelvo a ser yo.

Después de diez horas he despertado sola, pero, según ellos, con mucho esfuerzo.

Me reúnen con los míos y todos me miran con curiosidad menos mi retoñillo, que lo único que quiere es que la abraze.Torpemente la intento coger y todos la regañan y a mí se me inunda la garganta y la cara de lágrimas. No entienden que nos necesitamos?. La apartan de mí y lucho por que no lo hagan pero no me hacen caso.

Llega la hora de la marcha y seis personas alrededor de la cama despidiéndose y la niña se cuela entre todos ellos, los sortea muy bien y con gran rapidez y soltura se mete dentro de la cama junto a mi cuerpo, y se hace un rosquillo como diciendo.

"...si me quedo así  ven que no molesto y me quedo con mi madre"

No quiere separarse de mí. Profundo amor mutuo e inigualable.

Otra vez lista para vivir y luchar por lo que uno ama porque lo que al final nos queda es el recuerdo. Miras atrás y todo lo material conseguido no merece la pena, todo lo vivido y la valentía y el orgullo de saber que el poco mal que has podido generar en tu vida, lo has remendado, es la mejor maleta que puedas preparar.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: