Blog de GABRIELL-V

APROXIMACIÓN DEL FINAL


Conforma el dia más temido se acerca más apuras el dia abrazando lo que la vida te ofrece.

No sabes cual será el dia en cuestión pero lo que si sabes es que por el dolor que tienes, ese día es inminente.

 El caminar por la playa notando la arena entre los dedos, pisando las conchitas redondeadas ya por el efecto del agua, detectando las algas, medusas etc.  y pisando la espuma natural provocada por las olas. Es inevitable mirar al horizonte y quedarte absorta, intranquila pero anestesiada. Te vienen millones de ideas a la cabeza y al mismo tiempo no te apetece pensar tanto, quieres dedicarle su tiempo a cada idea, sensación, malestar o simplemente revivir una situación. Eso junto al viento y el salitre del mar, hace que sea un momento de recuerdo de uno mismo, un momento de relajación, un momento el cual nos servirá para recordar cuando estemos estresados en nuestra vida cotidiana, o ante nuestro final.

Cerraremos nuestros ojos y nos trasladaremos a ese momento como si se tratara de un agujero de gusano, pero solo nuestra mente lo conseguirá.

Los fenómenos meteorológicos saben que se tienen que despedir y hacen acto de presencia uno tras otro, primero el frio luego el vendaval, a continuación la tormenta acompañada de sus rayos y truenos. Luego calor, grandes olas, etc.

Que maravilla. Sobretodo disfrutar de esto antes de nuestro final. Durante el dia un tiempo espectacular de sol, calorcito y por la noche hace un viento de levante que caprichosamente parece contar anécdotas pasadas. 

Si te sales al porche durante la noche aprecias el silencio, la soledad, la tranquilidad, hueles la salinidad del mar, ves un paisaje precioso de grandes ejemplares de palmeras y sabes que cuando vuelvas a tu lugar de residencia habitual, todo eso quedará en el recuerdo, otro momento para recordar.

Intentas aprovechar tu tiempo al máximo con tu retoño, e intentar que por mucho q pasara el tiempo él te recordará.

Sabes la importancia de cada segundo, y te crees extraterrestre ya que nadie a parte de tí lo entiende, no ven o no quieren ver que no nos queda tiempo para vivir mas, algunos vivimos un tiempo regalado.

Sabiendo que malentendidos del pasado has dejado arreglados, y en vez de esa nube tóxica que rodea a la persona que quieres, ahora la rodea un aura de cariño y protección.

Puedes ir más en paz. Pero la paz total no la conseguirás hasta que seas

reconocida como parte de su corazón.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: