Blog de GABRIELL-V

...DISFRUTA, SIENTE, VIVE.


Cuando nos planteamos resurgir de nuestras cenizas, lo hacemos, pero es inevitable que cometamos el mismo error.

Queremos conseguir nuestra paz interior y necesitamos conservar nuestros valores y no perderlos. 

Aunque hay gente en este mundo sin un solo valor, pero no por eso se le  dá de lado. La incultura propia de cada uno lleva a conductas a veces insoportables.

Cuando hablas con alguien o estas con ese alguien después de un tiempo y consigues concederle parte de tu energía positiva, parte de tu tiempo, haces que su ánimo luzca mejor y en parte se queda con algo de ti. 

Muy poca gente puede valorar la labor realizada o inclusive la mal valoran o la ridiculizan, intentan frustrar lo que hemos conseguido y todo por celos en general.

Parece que en este mundo que ahora vivimos de presión económica, presión laboral lo trasladamos todo eso a la familia y eso conlleva , la presión familiar.

Nos levantamos de nuestra cama por la mañana enfadados, algunos hasta angustiados, otros desesperados de ver que todo sigue como ayer y que socialmente esto va a peor y económicamente también.

Ya no nos levantamos de la cama dando gracias al señor por un nuevo dia, y cuando vemos a nuestros compañeros nos limitamos a criticar los defectos de todos en ese momento, cuando a lo mejor no los hay. Pero nosotros al no estar a gusto contagiamos o intoxicamos con nuestra negatividad al resto de personas que nos rodean.

Necesitamos por cierto cambiar de ambiente.

Necesitamos aislarnos del mundo entero , localizar nuestro lugar de retiro espiritual ya sea junto a un rio, ya sea entre cuatro olivos o ya sea dentro de un bañera llena de agua . No mirar , no pensar, no escuchar y dejar totalmente la mente en blanco, y si estamos en esa bañera.... Sumergirnos y aguantar la respiración hasta que nos damos cuenta de que nuestra vida vale, ahí sabremos que ciertos comportamientos no nos sirven y no dan calidad a nuestra vida y necesitaremos sumergirnos en varias ocasiones mas porque nuestro cuerpo reclama esa satisfacción, reclama, la tranquilidad.

Ya secos y desnudos nuestros cuerpos se estremecen por el frescor o por el calor, empezamos a detectar nuestros sentidos olvidados por esa nube tóxica que nos rodeaba. Simplemente cambiamos, pero para llegar hasta ahí, hay que querer cambiar o por lo menos reconocer que los problemas que surgen pueden ser de uno mismo.

Hay que disfrutar del dia que se nos presenta por delante, y aunque lo pasemos realmente mal, sacar lo bueno del dia como por ejemplo que seguimos vivos.....

..................disfruta, siente, vive.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: