Blog de GABRIELL-V

Blog personal

Noticias y comentarios personales

..MENTIR

Escrito por GABRIELL-V 13-04-2018 en Reflexiones. Comentarios (0)


Hay ciertos momentos en la vida en los que se ven de que pasta estamos hechos.

Hay momentos decisivos en los que pueden marcarte para siempre. Aunque esos momentos sean solo con  palabras, el sentimiento que fructifica de esas palabras es tan bonito que no quieres olvidarlo, quieres sentirlo a cada momento, y notas como crece dentro de tu corazón. Te das cuenta de que necesitas más, ya que su ausencia no la quieres y entonces conforma vas recibiendo, vas acumulando más alegría.

Cuando en tu seno familiar te ven cambiado, rejuvenecido, jovial, dejando atrás la cara de amargura, de reloj parado, de infelicidad…. es obvio que una nueva ilusión te embarga, hay quien pasa de un estado a otro por algo material, otros por un hobby, y otros  lo hacen por una persona.

 Cuando llegas a ese nivel patológico de aburrimiento, monotonía y nadie de tu familia se percata de ello eso significa solo una cosa ...que no eres feliz, y tus ganas de vivir están dormidas. El ajetreo del dia a dia calma esa agonía durmiente y no te das cuenta de que te vas acomodando a una vida, pero sin sentir nada, solo el dolor, la furia, la risa histérica que terminas lloroso porque hasta de reír te habías olvidado. Hasta que de repente te encuentras con esa nueva ilusión de frente. Eso no se puede ocultar, es imposible de esconder la emoción que produce y como tu cuerpo responde. Los ojos te brillan, te sonrojas y no puedes hablar, te amparas en temas triviales para salir del paso, y te excitas hablando por el nerviosismo del momento y todo eso por evitar hablar de lo que interesa de verdad, de los dos. 

Sólo es rebajado ese nerviosismo con la comunicación entre corazón y corazón, ese chivatillo que llevamos dentro que hace que nos unamos los unos con los otros, aquel que no nos deja descansar hasta que los reunimos juntos , por medio de un abrazo o simplemente con un toque de manos. Después el palpitar del momento baja por que cada uno ha recibido un poco del otro y puedes marchar tranquila.

 El ansia por el  querer saber de nuestra felicidad, es ahora el motivo prioritario de todos, y todos son cómplices de intentar reunir cuantos mas chismes mejor. Tú con tus niveles medio llenos de felicidad vas ciego sin darte cuenta de sus miradas cómplices que los delatan. Ese error lo cometiste una vez, ya vas de vuelta y sabes que no hacer y si como comportarte, para no perder nada.

 Has vuelto a probar el pastel y sabes que te gusta ese sabor, lo vas a proteger, y además te lo quedas..... se sabe que por medio de llantos y escenitas, un hombre, retrocede ante su pensamiento de felicidad solo para que los terceros no vuelvan a vivir una escena igual, esto se llama chantaje emocional. Si eres inseguro, te haces cobarde y tu retrato robot sería el de una persona que nunca mueve ficha.

Sin embargo, en otro lugar está esa otra persona en la misma situación. Pero pone en su lugar correspondiente, cada persona de su vida y también sus prioridades. Segura y organizada.

  Dejas de contactar, y te notas que vas a la deriva, te encuentras raro y te falta algo, te has acostumbrado al incondicional amor sin la espera de nada y no lo quieres perder. Has empezado a sentir algo que ya tenías olvidado y te dá coraje, te reprendes o te reprenden porque creen que eres demasiado mayor para volver a sentir o de que no tienes derecho a sentir, por las obligaciones de tu seno familiar. 

Bienaventurados aquellos que eligen su camino y no escuchan a los necios que le quieren hacer tropezar, porque aquellos que se dejan  dictar por otros, lo que tienen que hacer y no son los patrones de su propio barco o vida, solo les queda esperar la muerte ya que ellos mismos se entierran.

Si no sienten, no viven.  Porqué no puedes ser feliz con lo que lo provoca y al mismo tiempo tener a tu familia?

 La infidelidad no solo es cuando hay contacto físico sino también cuando no haces mas que pensar en esa otra persona que te provoca que tu sangre fluya por tus venas aún más rápido. Pero no por eso nos vamos a ver como los monstruos de la película ni nada de eso, para nada, porque todos tenemos secretos. A lo mejor estamos perdiendo el tiempo en proclamar a los cuatro vientos que somos los seres mas fieles de la tierra, Cuando en realidad somos infieles a nuestro corazón. No paramos de mentirnos a nosotros mismos y hasta queremos autoconvencernos de algo q no es verdad, simplemente por miedo a q nos descubran y que se sepan los auténticos secretos, aquellos que no contamos, aquellos que no paramos de ejecutar una y otra vez, aquellos que siguen afianzando la verdad de nuestro corazón.

Pero por mucho que sienta mal las cosas y discutamos el tema, lo mas importante es que los problemas de alcoba son de solo dos y que aunque haya veinte miembros en la familia, los problemas seguirán siendo de dos. 

Mentimos por defecto, por picardía, por ambición, por querer ocultar lo querido, lo necesitado, mentimos por no querer hacer daño, por proteger, etc. Pero mentimos.

Reconocemos que mentimos todos, ya sean mentiras piadosas o las que no lo son, todos lo hacemos. La sinceridad de poder expresar que uno ha mentido lo hace más honesto. De que sirve decir que no mentimos cuando esa es la gran mentira?. De que sirve decir que no mentimos cuando se nos ha visto el plumero en varias ocasiones?.

No toleramos que nos mientan, es un hecho. Pero hay muchas situaciones en las que hemos pedido a quien sea con palabras textuales;  

  - si me hubieras mentido , hubiera sido más fácil.

En nuestros pensamientos está la verdad y la mentira mezcladas, te crees que porque lo pienses tú sólo, nadie más se vá a enterar, y te equivocas.

Todo aflora, en sueños hablamos, ante un peligro gritamos un nombre, ebrios interpretamos todo lo que no nos atrevemos a hacer sobrios, etc. 

Y porqué hacemos esto? Porque nuestra mente está intranquila, en este caso, alguien que la ocupa. Y si, estamos mintiendo constantemente, a todo el que no sea esa persona, es curioso, pero a esa persona en concreto no le podemos mentir, es más si lo intentamos, de momento sabrá que hay falsedad y ésta puede dejar que sigas mintiendo para ver si hay arrepentimiento y le confiesas la verdad. Pero sabrá en todo momento cuando no dices la verdad.

Cuando se trata de el ser, con el cual, compartimos el corazón. Ocurre algo excepcional, si eres un poco más sensitiva de lo normal, tendrás  más tranquilidad. En mi caso, los ojos de la otra persona son para mí como una cámara y su corazón se comunica con el mío, te llegan pequeñas ráfagas que te hacen ver y sentir, todo lo que a esa persona le emociona. Entonces te ves envuelta entre dos vidas, ves muebles diferentes, ambientes distintos de hogar, emociones, hasta el mismo despertar de esa persona, etc. Y luego la sensación tan fuerte de esa persona en ese momento que ha hecho que te traslades hasta allí, tan sólo con el poder de nuestra mente. Entonces vemos ciertas conductas que te sorprenden.

Es cierto que cuando hablamos de una infidelidad no es agradable, pero, cuándo se miente físicamente por lujuria, por la novedad, por X razones, es sólo eso infidelidad pura y dura y si el individuo es constante en estas prácticas pues peor para el cónyuge.

Pero cuando la infidelidad está en la cabeza, sólo de pensamiento, y, no podemos aguantar más, esa es la mayor infidelidad puesto que está impreso el corazón en todos nuestros pensamientos.

Pues sí, estamos mintiendo aunque parezca lo contrario y si además tienes contacto no físico con esa persona, el sentimiento se hace más fuerte cada día que pasa. Ese amor generado es tan grande que puede con todo, inclusive hará que quieras ver a esa persona físicamente por un lado u otro pero no querrás tenerla en frente porque la carne es débil y sabes que sucumbirás a la tentación. En realidad, ese poder tan grande nos acobarda y si se ven será en un ambiente público para no caer en la tentación.

Porqué somos así de cobardes?

Cuando lo que en realidad hay que hacer, es ver lo que hay con todas las cartas boca arriba en un sitio no público para que haya total libertad de palabra y se escuchen ambos.

Pero para hacer eso es demasiado heroico, sería lo que haría una mujer. No nos gustan las tonterías ni los rodeos, vamos al grano, al asunto, y nos gusta tratarlo de frente y no de reojo.

Estarás en el punto de mira no sólo de esa persona sino de otras muchas con relación a este. 

Sin embargo los corazones se comparten, y frente a un hombre débil hay una mujer  fuerte que sabe lo que quiere y tiene su vida muy organizada, una mujer con seguridad en sí misma y que salga sólo de ella cada decisión tomada,  Merece la pena mentir?.

Desde antaño la mentira nos rodea en nuestras vidas, la echamos, la alejamos, la odiamos y la sufrimos de un padre, de una esposa, de un hijo, del mejor amigo, de un marido, de una madre….pero, y cuando la queremos de nuestra parte? Primero la queremos , luego la traicionados diciendo la verdad. Y cuando pasa eso es una hecatombe. Mentira causa, verdad consecuencia= catástrofe. Sólo porque creemos que a  quien se lo decimos es comprensivo. 


Perdemos el tiempo en creer eso, ese es el autentico problema, ya que, cuando hay autentico amor hay total comprensión, pero también no habrá mentira.



LUCHA INTERNA

Escrito por GABRIELL-V 13-04-2018 en Reflexiones. Comentarios (0)


Ser padres, tener hijos y poder disfrutar de ellos durante todo su crecimiento y madurez. Es un privilegio que pocos consiguen. Todos queremos eso, todos queremos ver a los hijos de nuestros hijos y  contemplar ese hecho.

Pero cuando por causas diversas, los progenitores se van de nuestro lado, porque su descanso ha llegado aún siendo nosotros niños, nos encontramos ante un hecho, desgracia, tragedia, en la que el mundo de ese niño empieza a cambiar vertiginosamente, todo empieza a caer como un castillo de naipes, y muchas veces los adultos comentamos en esos momentos de dolor;

- pobrecillo aún no se ha dado cuenta de lo que pasa.

Como? Como podemos ser tan crueles los adultos y no mostrar más empatía por ese niño que ahora necesita saber que no está sólo, que aunque tenga una madre siempre necesitará a su padre y necesita saber que puede contar con alguien de su mismo sexo para ciertas cosas y ciertos momentos.

Los niños soportan mucho dolor, son marcados por dentro y por fuera, no es mala suerte sino el destino.

El destino de tener que sortear la vida con unos obstáculos sin la protección de un padre o de una madre. No tenemos idea del sufrimiento tan grande que es para un niño, la ausencia de uno de sus progenitores. Quien lo ha vivido es un superviviente, se crea una coraza para no derrumbarse pero es imposible, en los ratos de  soledad te ronda el mismo pensamiento; y porque a mí?. La loteria de la vida, una pérdida así, hace que pierdas la fé en tu supuesta religión, aquella con la que nos hemos criado. te hace ver la vida desde otro punto de vista, el más frio, el mas amargo, ...  le das la espalda a la fé y te lo cuestionas. Porque en realidad nos apoyamos en la fé y cuando la niegas te quedas perdido. 

Necesitas en realidad a tus progenitores según vas creciendo. Hay muchos ratos importantes que te gustaría compartir, días memorables que pasan sin su presencia, y solo miras atrás y vuelves a preguntarte; porqué?

Pasan los años y llegas a la edad de tu padre o madre fallecida y piensas si correrás con la misma suerte. Te apuras en querer tener todo lo que adoras, la familia, pero la idea de que en cualquier momento te puede pasar no se te quita de la cabeza. Y todo eso te impide ver lo que de verdad quieres, simplemente porque siempre andas con prisa de llegar a tener cosas, que en realidad son prescindibles. 

Si nos fuéramos de este mundo esas cosas le quitarían la pena a nuestra familia?. 

No.

Le harían la vida más fácil?, puede que sí, 


LA SONRISA

Escrito por GABRIELL-V 13-04-2018 en Reflexiones. Comentarios (0)


La sonrisa es bella, y nos agrada reconocer que nos gusta, nos complace ver cuando alguien nos recibe con una sonrisa en los labios embargándonos de cariño y sosiego. 

La sonrisa nos ha marcado épocas, obras, guerras,…. y siempre ha estado ahí. En los tiempos que corren es muy triste ver a la gente por la calle con amagos de enfado o inclusive llegando a rozar la tristeza. Y es cierto, andamos buscando tener mas que..... mas trabajo?,  mas amigos?,  mas dinero?,  mas amor?.

 La sonrisa es aquello que no puedes pagar, no lo puedes conseguir ya que nace con la persona y es la persona  quien  la muestra cuando se sienta segura de si misma con su propia personalidad. 

Una sonrisa tiene mucho poder, con una sonrisa puedes llegar a ayudar mucho, por ejemplo, si un moribundo te mira y quiere que le des la mano tu no se la niegas, ni se la quitas, lo miras mostrándole una sonrisa sin quitarle la mirada, le coges su mano y  verás como te devuelve la sonrisa conforma su alma lo abandona y el cuerpo comienza a descansar en paz. Eso es ayudarlo a morir en paz, esa será la última imagen que tendrá en su vida, lo último que sentirá hasta que llegue su último suspiro. El hecho de coger la mano, nos dá a entender lo principal, que no estamos solos, que ahí hay alguien que nos vá a guiar hacia el otro lado, alguien en quien nos podemos apoyar, e inclusive oir nuestras últimas palabras. Eso es tan importante como el respirar para vivir. También el darnos la mano conlleva el que nos transmitan ese sosiego que necesitamos, esa tranquilidad, la paz. Pero si además todo eso lo juntamos con una sonrisa, eso es como si elaboramos un hechizo mágico. El moribundo te habla sin mover los labios y te dice con su mirada gracias, después lo asiente con un leve movimiento de cabeza y con su último parpadeo, nos dice adiós.

Decimos en muchas ocasiones, que pena se murió sólo, donde? En una residencia, en un hospital, en su casa?. Si se trata de su casa, si, que pena, pues si estaba solo se ha muerto sólo. Pero en una residencia no está sólo, nunca estará sólo, ya que ha generado una verdadera familia, la ha hecho allí junto con los sanitarios, todos juntos, son una gran familia, discutimos, nos reímos, lloramos. Los sanitarios nos implicamos mucho. No queremos su pérdida, no queremos su angustia y no queremos que se rían de ellos y tampoco que se aprovechen. Ellos son “nuestros abuelillos”. 

Una vez en la comisaría renovando el carnet de identidad de uno de ellos, una individua se quiso colar, entonces mí abuelillo me avisó, le dije a la señora que mí abuelillo estaba antes y que no se colára que aunque lo viera en la silla de ruedas yo respondía por él. La individua me contestó,

 palabras textuales;    - Que poca vergüenza tienes! Si llega a ser otra persona te importa una mierda pero como es tu abuelooo. Quería responderle pero mí abuelillo me cogió el brazo y salió en mí defensa, y le dijo; - Mire usted! Está señorita me cuida como algo suyo, pero no lo soy, como yó estamos mas de cien en la residencia y todos somos su abuelillo o abuelilla. Y usted  es la sin vergüenza porque se ha querido colar y porque encima le ha faltado el respeto. 

Con este tipo de acciones se demuestra que el cariño que les proporcionamos es recíproco. Pero no todos los sanitarios somos iguales, siempre hay una ortilaga de por medio. Cuando hay alguien con maldad que ingresa en plantilla y tiene actitudes repulsivas es perseguido y condenado por todos los del gremio, y hasta que no cambia o acaba su contrato los trabajadores no respiran tranquilos.


También tiene de especial la sonrisa, que cuando entras a algún sitio y hay mucha gente discutiendo, según como entres en el lugar y según como entones un saludo mostrando una sonrisa, haces que la discusión pare o por lo menos se ralentice, eso no quita para que al rato vuelvan a subir el tono, pero el comienzo ya es un logro.

 Con una sonrisa puedes conseguir colarte sin cita ante un presidente de una corporación o inclusive conseguir ser escuchada cuando ya en esta sociedad somos todos sordos. 

A veces somos bárbaros y cuando nos muestran una sonrisa actuamos de forma grotesca. Cuando una mujer sonríe a un hombre saludándolo o quizás en una conversación y éste porque ella sonríe piensa que es una mujer fácil, esos errores son muy frecuentes. Pobres de mente y espíritu. 

Cuando nacemos, a los pocos minutos se marcan sonrisas en nuestros labios, es innato, y es precioso.....en qué pensamos?. 

La arruga marcada de la sonrisa es bonita, puesto que se denota de la persona que seguro nos puede transmitir positivismo y hacer mas agradable una conversación.  Jajjjajj, luego están los que cuando ríen nos preguntamos si es de verdad esa sonrisa o es falsa ya que el conjunto de la cara con esa pose adoptada no pega ni con cola, los simuladores, siempre están entre nosotros, son nuestros pequeños retos. Los tenemos que sortear para que su influencia no nos la contagien, son hipócritas con su risa, con su mirada, con su sonrisa, inclusive te idolatran cuando no es el momento. Cuando creen haber absorbido de ti gran parte de tu esencia (ilusos), y creen haber tomado lo que quieren, se van mostrando poco a poco, hasta no dejar dudas de su comportamiento. Estos siempre marcan su patrón. Y quien los ha barajado, los vé llegar desde lejos. Pero no contentos con su hipocresía también marcan la ridiculización de aquellos que le brindaron su mano ante su falso comportamiento, y estos entonces tenderán a ir detrás de aquellos que le pueden aportar algo en su vida laboral, es su meta, ya que estos individuos tienen su vida vacía de emociones.

Porqué nos cuadramos ante nuestros jefes con sólo verlos?

 Es algo que nunca entendí pero algo que me demostró cuanta gente hipócrita hay suelta por el mundo. Un jefe es uno más de nosotros, siente, se alimenta, duerme y ríe. Si es verdad, que muchas veces nos aprietan las tuercas, pero eso es cuando se vé que no se rinde lo suficiente. He visto grandes peleas entre jefes y subordinados y nunca falla el patrón. Eso no pasa con la gente que cumple, que vá de frente y no esconde nada, entre ellos hay estima. Además, un turno de trabajo cuando se lleva con alguien así, el ambiente se nota más cargado de lo habitual, pero lo contrarresta, la sonrisa apaciguadora de la otra parte. 

También es verdad que hay jefes que te congelan la sangre con sólo hablar, pero son poquitos y algunos de estos que se pasan demasiado, en realidad, tienen complejo de inferioridad.

La calma nos la transmiten a través de una sonrisa, nos quitan el miedo por medio de una sonrisa, nos dan un pésame con una sonrisa, los corazones encontrados siempre tendrán una sonrisa en la cara, hasta en la intimidad tendrán una sonrisa, notarás que hasta el corazón sonríe.

La sonrisa nunca hay que confundirla con la risa, es totalmente diferente.

La sonrisa es mágica, es exclusiva, es maravillosa y es espontánea. Es admirada y valorada.

Una bailarina, sinó muestra emoción, sinó muestra una leve sonrisa es como un palo de escoba bailando.

Igual pasa en la pintura, una musa sin expresión no dice nada.

Cuando escuchamos música o nuestra pieza preferida, sentimos placer, emoción, armonía y entonces se nos describe esa sonrisa maravillosa imposible de simular.

Estamos en un mundo lleno de peligros y problemas no por eso dejaremos de sonreír. Estamos ante un futuro amenazador sobre nuestro planeta por ese tremendo cambio climático, y no por eso dejaremos de sonreír, siempre intentando ser mejor administrador de la materia prima de nuestra tierra, para no entrar en el temido cataclismo es asunto de todos, pero no por eso dejaremos de sonreír.

Hay un dicho que dice;  Al mal tiempo, buena cara.  Pues eso.

Sonríe …



“..Sonrío mientras vuelo, con mis ojos cerrados me veo rozando las nubes con las puntas de mis dedos

Sé que me estás mirando, y por ello no caeré, te muestro mí mejor sonrisa..”


A QUIEN?

Escrito por GABRIELL-V 13-04-2018 en Percepción. Comentarios (0)


Y me preguntaron.... A quien le escribes con tanto amor?

Mi contestación fué la siguiente;

A quien le escribo yo, si sé que nunca leerá esto? 

Escribo para desahogarme, escribo porque las palabras me brotan como si de una cascada se tratara y lo que me gustaría decirle sé que no tendré ocasión.

Mi pasión, mi virtud y mi feminidad las esquiva, mi entereza, mi responsabilidad y mi disciplina, hacen que no me salga del camino por nadie, excepto por él.

Escribo a aquel que no me vé, aquel que no me oye y aquel que no me acaricia.

Aquel que no hace crecer en mí la desesperación ni la obsesión, tan sólo la paciencia y la tranquilidad reina en mí. La tranquilidad del reconocimiento del ser. La paciencia de haberlo conseguido. Y la humildad de con solo hacerlo con la verdad.

Aquel cuyo romanticismo habita en su corazón con un disfraz de determinación

Aquel cuyos actos con nosotros mismos son para él como un juego, sin pararse a pensar que me afectan bastante. Y lo que me duele a mí, a él le enfurece.

Aquel cuyo velo caído de sus ojos recientemente, se ha dado cuenta de donde procede el amor verdadero y quien tiene el autentico derecho de hospedarse en él para siempre.

Aquel que sabe que el autentico amor conlleva el deseo, la pasión y la lujuria implícitas.

Escribo al dueño del corazón que fué forjado con la indiferencia y logré hacerlo bombear, aquel cuya piel hice que reaccionara ante el cariño, 

Aquel que será ayudado, respetado y amado por siempre. Hasta que la muerte nos vuelva a unir.

Escribo a aquél que su vida la llena de secretos e infidelidad y yo formo parte de uno de esos secretos.

Escribo al que respeta mis momentos, ya que son también los suyos y no quiere que nadie los enturbie.

Escribo aquel cuyo reflejo en el espejo solo vé la edad, aquel que cuando se mira a sí mismo se autocompadece, aquel que no entiende que la cura está dentro de uno mismo y que su antídoto es vivir y dejar salir a su verdadera  naturaleza.

Escribo a la cura de mi vida, al que ilumina mi piel y mi alma.

Escribo a aquel que tendría prisa por rozar mi cuerpo durante la noche y no tendría prisa en abandonarlo al llegar la mañana.

Escribo al que sostiene el final de mi hilo rojo, cuyo destino siempre nos ha unido y separado.

Escribo a la luz, al fuego y al agua, escribo al sentimiento que nunca muere y siempre es torturado.

Al que me reconoce, tan solo, en la soledad de sus pensamientos.

Al que se entusiasma por el juego y el entretenimiento y disfruta de ello compitiendo.

Al que por fin me entregó su sinceridad tan sólo por un tiempo

Escribo al momento de tristeza de cada segundo por no poder rozar su aura.

Escribo a la lágrima que corre por mi mejilla que lleva escrito su nombre

Al que cuando se entristece te mira como un niño y ves llorar su alma.

Escribo a la cálida luz del camino, a la traviesa ola que te atrapa y a la tibia sangre de nuestro  corazón.

Al que le llora al tiempo, al momento y al alba.

Al único ser que me dá la auténtica fuerza, con solo su mirada.

Al que sufre mi dolor, mi tristeza y mi añoranza.

Aquel que viaja conmigo a través del pensamiento y del sueño.

Aquel que hace fluir mi sangre más rápido por el cuerpo.

Aquel, amante de la tierra y el agua.


Espero que esto responda tu pregunta......


AVANZAR

Escrito por GABRIELL-V 13-04-2018 en Reflexiones. Comentarios (0)


Avanzar, tolerar, disfrutar de los placeres de la vida son nuestro complemento.

No queremos a la ira instalada en nuestra mente, ni el holgazaneo, ni la imprudencia, tan sólo necesitamos nuestro espacio para pensar, valorar y disfrutar.

Mirar al frente y seguir caminando aunque no veas suelo que pisar, tan sólo tener en tí la seguridad  de que ahí, hay suelo, es suficiente para que la autoestima suba como la espuma.

No te hace falta nadie para que te veas decidido, con confianza en uno mismo y al mismo tiempo triunfante.

Las pequeñas cosas que hacemos en el dia a dia, no le prestamos atención  y son realmente los grandes retos cuando te encuentras limitado. Coger un plato, ponerte tu ligero preferido, subir la cremallera de un vestido, colocarte un zapato o simplemente mantenerte erguida.

Es todo muy emocionante cuando crees que nó lo consigues y de repente te ves en la calle atrayendo las miradas y dispuesta a manejar el coche. Entonces te das cuenta de que las limitaciones no son tantas. Y todo empequeñece ante tí. Y de repente te dá ganas de darte un capricho, como el de irte a un lugar tranquilo en el que tu espacio te espera.

Luces bella para reconfortarte, y le sonríes a la vida, aunque esta vida para algunos la quieran ver complicada, para otros la recibimos con alegría junto con todos los momentos buenos y malos, es nuestra vida y la estamos viviendo aquí y ahora. De qué sirve tener vida si no la vivo? 

La vida engloba decisiones, risas, ratos amargos, duros y difíciles, riesgo, improvisaciones diversas, amor, esperanza, ilusión, miedo, lujuria, entendimiento, sueño, cansancio, esfuerzo, lamentos y  alegrías, etc. Todas las situaciones las vivimos en un momento concreto de nuestra vida, antes o después son ejercidas. Hay a quien le cuesta esforzarse, o a quien le cuesta amar, o a quien le cuesta ser decidido, o a quien le cuesta arriesgar...pero  eso son las curvas peligrosas de nuestra vida y son las que nos hacen entender cada vez mas el porqué de nuestra vida. No nacemos con una misión sino que todo tiene un porqué, la casualidad, el destino, que es? No se sabe, tan sólo, en la fase agónica de la vida, es cuando te das cuenta de lo que de verdad hay. Si nunca has pasado por ella, esto escrito parecerá un cuento chino, pero si por circunstancias de la vida te has visto envuelto en esta fase, te estas auto identificando ahora mismo.

Cuando estas postrado en una cama de por vida, ves las ganas de luchar de esa gente, que aún llenos de limitaciones te hacen ver la lucha a través de sus ojos junto con la impaciencia y su felicidad. No entra en tu cabeza que una persona así se sienta feliz. Pues sí, porque todo está en la mente, y si tu mente la rodeas de situaciones agradables, cariño y protección, el estatus de esa persona cambiará a mejor.

No me puedo limitar a obedecer a un dedo amenazador y autoritario solo para satisfacer a su dueño. Entonces si obedezco y soy sumiso, soy feliz así? O de esa manera hago feliz al otro que le encanta salirse con la suya y a mí que me den? Pues no. No estamos dispuestos a sacrificar nuestra vida por nada de ese estilo, solo vivir, respirar llenando los pulmones y luego lanzando un suspiro, o riendo hasta que se nos quede el aliento entrecortado.

Quien elija un destino de sumisión ante un dedo ejecutor que no hace más que recriminar hechos, humillar y perseguir a los que ayudan, está pasado de moda, acabado, caput. Es un tremendo perdedor de vida. Malgasta su vida mientras el reloj sigue dando vueltas y más vueltas y cuando el velo se le caiga, dirá"...que mala suerte no he vivido nada"..

Exacto, eso no es vida.

Cantar a pleno pulmón aunque tengas problemas y dolencias eso si es vida, bailar mientras preparas la comida del dia siguiente eso también es vida o simplemente ponerte guapa para llevar a tu retoño al colegio y que al mirarte por el retrovisor del coche esboces una sonrisa porque es lo que quieres ver de tí. Eso si es vida, y disfrutarla también.

Disfrutar de la lluvia , del sol, de un paseo o simplemente viendo un ocaso sentada en un saliente de roca, eso es una maravilla.

Correr tan deprisa como te lo permitan tus piernas y notar como el viento desliza para atrás el cabello, disfrutar de una buena sesión de sexo o de ejercicio y terminar con el aliento entrecortado, o disfrutar en un spa y notar como se te eriza el vello conforma vas entrando en el agua,  o coger el coche y hacer 300 kms por gusto, o ver la cara de tu hijo/a mientras duerme, todo eso es vivir. Estar vivo, que maravilla!!

No necesitamos a la gente que enturbia nuestra felicidad, esos son los llamados tóxicos, aquellos que cuando estamos contentos nos reprenden hasta que nuestra cara cambia y nuestras cejas se juntan, esos, no nos aman. Están de sobra en nuestra vida, pero en muchas ocasiones es imposible hacerlos a un lado entonces, solo nos queda ocultar la verdad de esa felicidad, porque sinó seremos los eunucos de nuestra vida, castrados para siempre por no querer pasar la raya.

Por eso en muchas ocasiones nos ponemos muy tristes, nos aflige la pérdida de aquello que en realidad queremos, lo vemos alejarse y en nuestra cara se refleja la pura tristeza, como la de un niño cuando le quitan su chupete. Porque lo que de verdad te están prohibiendo es estar con quien quieres, con tu consuelo, con tu igual, si lo has encontrado.

Para quien no haya tenido antes la ocasión de experimentarlo, el verdadero amor es así; notas tu pecho abrirse con gran escozor con tan sólo ver un indicio de él y su aproximación sin verlo es algo indescriptible en nuestro cuerpo ya que no sabemos que nos ocurre y al verlo parece que las entrañas, el corazón y todo comienzan a  brincar, no sabes que hacer y te pones muy nervioso. Eso es lo que de verdad nos hace sentir vivos. El amor.

Te preguntas porqué ahora vas a renunciar a lo que has encontrado?, porqué le vas a dar la espalda?, no quieres mentir pero lo quieres todo, eso no puede ser. Si no se miente se puede llegar hacer mucho daño, sobretodo a la familia.

Por eso aprendemos a disfrutar de las dos cosas a la vez, la familia y el amor, nos adaptamos, evolucionamos en nuestro comportamiento y aprendemos a llevarlo todo para adelante y disfrutaremos de la autentica vida. Solo si uno quiere todo se desvela.

Cuando se unen dos personas en matrimonio, hay amor o nó. Pues bien, cuando no lo hay por qué se jura ante Dios? Eso es hipocresía. Ese daño es peor, ya que la familia se basa en los pilares de esa unión, y ya está, no existe el auténtico cariño, ni el amor, ni la caricia. Existen otros sentimientos diferentes en ese momento, pensando en que llegarás a amar de alguna manera por así decirlo, a esa persona y cuando pasa el tiempo te das cuenta de que no es cierto eso, lo intentas pero.... no  y entonces esos sentimientos se vuelven  totalmente contrarios a lo dicho. Eso es mentir de por vida, eso es querer vivir una fantasía de algo que no es real.

Si es verdad, que por miedo a perder lo que uno posee, no se lanza a lo desconocido, pero quien dice que tenga que perder algo?. Si ambas partes están en la misma situación eso se llevará mejor, porque los dos lo llevarán con mayor discreción y de esa forma podrán cumplir su ansiada unión.

El tiempo te hace ver muchas cosas, el tiempo sigue pasando y empiezas a valorar las sorpresas traídas con él y llevadas también, te alegras y te enfadas y te preguntas, porque?